Bienvenidos a la butikerotique

Esta noche la butik abre con el DIARIO DE LAS DESPEDIDAS, aquellas que nos parten el corazón en uno o mil pedazos y no importa si es alguien de tu familia, un amigo (a) o la persona de la cual estabas enamorado (a), el dolor en el fondo, siempre es el mismo, esa sensación de perdida, de vacío. Aquí comienza todo…

El despertador sonó a las 6:00 am, hora en la que probablemente podía iniciar la rutina de ejercicios tantas veces postergada. Al abrir los ojos, me doy cuenta que la pesadilla no era tal,  sino que ese dolor punzante que irradia en todo el cuerpo está presente y es tan real como la mañana que entra por la ventana. Trato de levantarme y mi cuerpo me dice que no es el momento, las lagrimas vienen al instante, aun estoy confundida por el sueño y me pregunto el porqué de ese dolor tan fuerte, hasta que llegan a mi conciencia los recuerdos de la noche anterior.

Recuerdo que ayer nos dijimos adiós, que me heriste profundamente, como si hubieras clavado el cuchillo de la cocina en este corazón que latía por tí, no dijimos más palabras que las necesarias para dar por concluida nuestra relación, un gracias y un lo siento, acompañados de miradas lacerantes; pero qué cruel puede ser el silencio cuando no te permite decir todo lo que pasa por tu mente en un momento determinado.

Después de las palabras, cerraste la puerta de nuestra vida juntos y yo eché el cerrojo, para no permitir la intromisión de ningún ser extraño que ahogara mi sufrimiento. Fue en ese instante que mi soledad cubrió toda la habitación, despojándome de todas las ilusiones que había acumulado en mi cajita de cristal y lloré, como nunca antes lo había hecho. Los brazos y las piernas me temblaban,  la cabeza estaba por estallarme y mi estómago tenía esa sensación de náusea, combinada con una rabia salvaje; cómo había permitido que pasara todo esto, que llegara hasta aquí sin poner un límite al amor.

Estuve dando vueltas por la casa, tirando tu nombre y tus promesas a la basura, quería evitar rastros que me hicieran pensar en tí cada vez que mirara los rincones de mi vida, hasta que el cansancio me hizo su presa y tuve que dormir.

Después de despertar con esas sensaciones y sentimientos recorriendo mi interior, después de recordar el daño hecho y el tiempo que no espera, tengo fuerza para levantarme y mirarme al espejo, no soy yo, sino tu imagen la que se refleja, luces tan perfecto. Tengo deseos de salir corriendo a buscarte, de tomar el teléfono y decirte que podemos esperar al siguiente invierno para despedirnos, o tal vez  a  la siguiente primavera, para no sentir esta nostalgia que empieza a asomarse por ahí…decido no dejarme vencer por la cobardía.

Entro al cuarto de baño, pero no abro la regadera, no tiene caso lavar mis emociones en este día, ni tampoco borrar los rastros de tí; entro a la cocina, pero no desayuno, no hay alimento que se pueda comer con este nudo tan apretado en la garganta; paso el día tumbada en la cama, mirando el techo y contando borregos, escuchando la música que me hace revivir una y otra vez nuestra historia, como si fuera necesario grabarla en la piel. No contesto las llamadas, ni abro la puerta, no sea que alguien interrumpa el ritual de las despedidas, tengo que sufrir hasta las últimas consecuencias.

Así que con todo este vacío que dejan los rompimientos, el sentir como si te arrancaran un brazo o una pierna, termino este día, escuchando las canciones más tristes y leyendo los versos más desgarradores, con el presentimiento que no moriré de amor, ni de tu ausencia porque como bien lo dice Raskolnikov, siempre habrá un nuevo amanecer…

Esta entrada se publicó el julio 1, 2011 en 5:25 am y se archivó dentro de Los Diarios de la Vida. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “Bienvenidos a la butikerotique

  1. ALBERTO en dijo:

    “…lavar las emociones…”, ojalá fuera posible. Felicidades por el inicio, buen trabajo

  2. Luigi en dijo:

    *aplauso*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: