Diario de un encabronamiento sin fin…

Me interesa poco lo que pase hoy en los diarios y la televisión, el mundo se puede acabar si quiere, bah!…el resto de los humanos me parecen nada comparado con el encabronamiento que traigo puesto, como moño de mono cilindrero, así de absurdo y estúpido se ve que ande de un lado a otro de la cocina planeando qué hacer en contra tuya.

Me levanté con el pie izquierdo y me dolió el dedo cuando se me cruzó la pata de la cama por casualidad, luego el café se quemó y el agua de la bañera terminó por salir fría, si me hubieran dicho que esta rabia en contra tuya me iba a costar mi estabilidad emocional, la hubiera remojado en un vasito de té de menta, para evitar que se me destrozara la garganta de tanto gritar palabrotas, groserías, insultos, improperios o como sea que le quieras llamar al chinga tu madre que tengo en la punta de la lengua y que va directo hacia tí como lanzallamas.

El porqué de este sentimiento tan negativo yo también me lo he preguntado todos los días, ultimadamente me debería importar poco tu bienestar o infortunio; pero esto no puede acabar así, tengo que hacer algo que te haga arrepentirte por tratarme con esta desgana y vacío; por otra parte, creo que también debo agradecerte la osadía de despreciarme, la inmadurez es algo que ya no va conmigo desde la última vez que cruce la calle del amor y me tope con el tipo de mentalidad de 20 años, no quiero seguir jugando a la relación desastroza del círculo vicioso, girar la rueda para ver si llega a la casilla del “futuro que promete” me da fiaca, así que es bueno saber que tomaste tus cosas y te largaste. Mientras estoy en este vaivén de sentimientos, que no me deja respirar tranquila el día de hoy, ni me deja seguir en la cotidianeidad sin que algo me recuerde tu nombre, así te llamaras Filadelfio seguramente en alguna de las novelas de moda saldría un tipo llamado así, que reduciría a cero las ganas de tener un día común.

…Ya me empieza a arder un poco el estómago, la vecina está cantando en su acostumbrado timbre de voz y la música vibra en mis ventanas, es muy poco placentero darse cuenta que la Doña está destrozando la canción que más me gustaba cuando era adolescente, qué ganas de salir con el bate a romper su sistema de sonido por elevar a grados insospechados mi ya pésimo humor. En contra de mis principios, decido ir a la calle, es mejor eso que seguir padeciendo los gritos musicales, aun cuando sé que tendré que vivir nuevos infiernos, como soportar el tránsito de una ciudad que no da tregua, resistir las preguntas lógicas que me hará la señorita X cuando pretenda comprar algo para satisfacer el poco apetito que me deja este veneno, o bien, recordarte en cada esquina y pensar en que mejor te debería partir un rayo antes de que te alcance mi sed de venganza.

Es mejor volver a casa y ver si todo por allá tiene un panorama más limpio y sin este olor que ando cargando; el olor de tu presencia que me pone verde cada vez que lo veo pasar por las calles. Efectivamente me da ánimo pensar en despojarme de todo lo que traigo encima, recostarme y cerrar los ojos mientras me invade el sueño, será la mejor medicina para este cansancio vil que me duele hasta los huesos. 

Al final del día,  esta cadena interminable de desazones me llega acompañada de otras trágicas noticias de la vida que decidí vivir, enfermedades y muertes de seres cercanos, que me hacen ver que lo tuyo se me irá pasando poco a poco, a cucharadas pequeñas servidas con gotero, o hasta que logré servirte en un plato frío…

Esta entrada se publicó el septiembre 13, 2011 en 1:07 am y se archivó dentro de Los Diarios de la Vida. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Diario de un encabronamiento sin fin…

  1. Cuanta energía!! Me gusta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: