Café con Jorge

Todas las mañanas, desde hace un mes, remojo mis ganas de ti en una tacita de café, su sabor dulzón calma un poco la sed que tengo de tus besos.

Desde hace un mes, a las cuatro de la tarde, remojo mi mente en otra tacita de café, me motiva a refrescar tu recuerdo, a sentirte cerca, aunque sea a través de un suspiro.

Desde hace un mes, percibo tu olor a partir de mi tacita de café nocturno, has dejado tantas huellas de ese olor en mi piel, que te respiro en la noche de terciopelo azul, como un sueño cálido y hermoso.

Un mes en el que viajo a través de tus ojos, en el que vivo, respiro y sueño tus cejas perfectas, tus manos, tú todo tú; en el que vivo, respiro y sueño tu aroma a madera y vainilla, a frescura y amor…en el que no dejo de pensar que esas tazas de café evocarán lo mejor de ti y lo mejor de mi.

Porcelana tree

Esta entrada se publicó el mayo 6, 2013 en 7:16 pm y se archivó dentro de Los Diarios de la Vida. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: