Remedio casero

El día de hoy tengo el remedio infalible para que usted, sí usted mi concienzudo lector, deje de ahogarse en un vaso de agua: VIAJE A DONDE SE LE DE LA GANA. Cuando esté en aquella apartada orilla del fin del mundo o entre el mundo de personas, reflexione acerca de lo siguiente: si usted es pequeño comparado con todo lo que le rodea, imagínese qué será de sus problemas…bah, nimiedades.

165035_10151257146064213_1816159333_n

DSC_0214

74367_10151256124089213_970463830_n

188298_10150118468304213_6943148_n

180100_10150092367944213_1013667_n

223997_10150172499054213_2134262_n

24187_374085904212_5410663_n

Esta entrada se publicó el septiembre 25, 2013 en 12:23 am y se archivó dentro de Los Diarios de la Vida. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: